Cannabum_Regulacion_Club_Cannabico150m

Barcelona regulará los clubes canábicos

Barcelona regulará los clubes canábicos y prohibirá que se instalen cerca de escuelas

La comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona abordará el próximo miércoles el Plan Especial de ordenación de asociaciones y clubes canábicos, que determina una distancia mínima de entre 100 y 150 metros entre ellos y espacios con usos como centros docentes, de atención a drogodependientes y de suelo calificado de equipamiento.

Si la comisión lo aprueba, el pleno municipal debatirá el plan, que incorpora algunas modificaciones respecto al que se aprobó inicialmente a finales del mandato anterior, liderado por el exalcalde Xavier Trias, ha informado este viernes en un comunicado el Ayuntamiento, que ha señalado que en la ciudad operan unas 120 asociaciones canábicas. El plan establece la obligatoriedad de que los locales dispongan de una superficie máxima de 200 metros cuadrados, de un acceso independiente desde la vía pública, una chimenea y una doble puerta o vestíbulo de separación.

18 meses para adaptarse

Todos los locales nuevos que abran en la ciudad deberán cumplir estas condiciones, mientras que los clubes y asociaciones que ya operan en la capital catalana tendrán 18 meses desde la entrada en vigor del plan para adecuarse a los requisitos.

El plan tiene por objetivo compatibilizar el derecho de asociación de los consumidores de cannabis con el ejercicio de otros derechos fundamentales como la protección de la salud, la convivencia y el medio ambiente.

Distancias y limitaciones

El plan establece dos distancias mínimas diferentes con equipamientos en función de si el club se ubica en un núcleo antiguo o en el resto de la ciudad: será de 150 metros en los núcleos antiguos -como Ciutat Vella y Gràcia-, mientras que en el resto deberán estar separados por 100 metros de otros clubes, de centros docentes, equipamientos comunitarios y centros de atención a drogodependencias, entre otros espacios.

El plan aprobado inicialmente preveía cerrar en 18 meses todos los clubes que estuvieran a menos de 150 metros de estos espacios y otros equipamientos, lo que implicaba el cierre de 133 locales y el mantenimiento de la actividad de 11 de las asociaciones que operaban en el momento de redacción del plan.

Ordenanza

Para abordar este asunto trabajan conjuntamente el área de Ecología, Urbanismo y Movilidad, el Comisionado de Salud y la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), en base a los principios que fija el Plan de Acción sobre Drogas 2013-2016.

La ASPB y el comisionado de Salud estudian junto a diversas áreas del Ayuntamiento desde que el plan se aprobó inicialmente una nueva ordenanza para regular las condiciones para desarrollar esta actividad más allá de los criterios urbanísticos que marca el plan.

Temas Relacionados por categorías

Censura

Regulación Responsable